Haz clic en la sección de la cadena de valor que te interese para conocer más
Transporte y distribución de hidrógeno
Hoy en día, los principales medios de transporte comercialmente utilizados para el hidrógeno en estado gaseoso comprimido son en camiones o por tuberías en sitios específicos. En el caso de hidrogeno líquido, el transporte es realizado solo por camión.
Transporte de hidrógeno gaseoso comprimido
El hidrógeno gaseoso se puede transportar en volúmenes pequeños y medianos utilizando camiones especiales. Para transportar grandes volúmenes, se utilizan Tube Trailers, rack de cilindros de gas presurizados en skids agrupados dentro de un marco protector, generalmente de acero o materiales compuestos, los cuales se transportan en camiones de carga. camión.

Un solo Tube Trailer transporta aprox. 500 kg de H2, dependiendo de la presión y del material del contenedor

El volumen del estanque más grande para transporte de H2 gaseoso es actualmente de 26 m3. Teniendo en cuenta su baja densidad a 500 bar, esto da como resultado una carga de alrededor de 1.100 kg de H2 por transporte.

Transporte de hidrógeno líquido LH2

Como una alternativa el hidrógeno puede transportarse como un líquido. En comparación con los estanques de gas a presión, se puede transportar más hidrógeno con un remolque de LH2, debido a la mayor densidad en comparación con el hidrógeno gaseoso. Sin embargo, la densidad del H2 líquido es menor que la de otros combustibles líquidos (aprox. 800 kg/m3), por ende, solo se puede transportar una masa moderada de H2.

Para largas distancias, generalmente es más rentable transportar hidrógeno en estado líquido, ya que un tanque para esto puede contener sustancialmente más hidrógeno que un tanque de gas presurizado.

Transporte de hidrógeno por gasoductos

Para mover H2 gaseoso en grandes volúmenes, el transporte en tuberías es la opción más rentable. Sin embargo, este requiere una alta inversión inicial, la cual hace necesario que se compense con volúmenes correspondientemente grandes de hidrógeno.

Otra posibilidad para transportar y almacenar energía renovable en forma de hidrógeno es inyectarlo directamente en la red pública de gas natural.